jueves, 15 de septiembre de 2011

Ayuno de poesía



Mañana haré ayuno de poesía..... dejaré de extasiarme con la lavanda que se mece al viento, las teclas de la máquina de escribir antigua que suenan bellamente, dejaré de contemplar por horas los botes pesqueros que vuelven de la amanecida y el trabajo..... olvidaré por mañana que me esperan miles de puntos en la mapa, que laten solos, mientras mi mano pasea por ellos, dejaré de pensar por un sólo día en el amanecer de Estambul y sus tés de menta, soportaré por horas los discursos, las sonrisas de lado,  los ternos oscuros y los zapatos con plataforma, desoiré las palabras gong, rap y dios de Drexler y sólo escucharé la horrible muerte de cada día. Veré los comidillos de nuestra televisión y me obligaré a aprender más de números, títulos y ofertas.
Me asqueraé con el mercado,  la Plaza Ecahurren y los murales y tomaré un helado en el más gringo de los locales de la ciudad.
Sólo por mañana, haré el simple ejercicio de no mirar al trasluz los objetos, no respirar la sal de la costa y mucho menos adivinar el aroma de los árboles que ya inauguran la primavera.... sólo por este día seré una simple obrera, sin distracciones, sin aspiraciones y mucho menos,  sin ninguna aspiración profunda .... más allá de ir al supermercado y confundirme con el resto de las mujeres, somo siempre debió ser....

1 comentario:

Pienso , luego escribo , luego creo. dijo...

Cuando leía su escrito , me vi meditando como un monje en medio del caos de lo cotidiano.
Desapego del mundo conocido para estar con nosotros , con el Yo.
hermoso , pude viajar.

Saludos.

Arjuna.