domingo, 11 de enero de 2009

Oráculos y sincronías



"Deja que la existencia siga su curso..." me dice, de pronto, esta viejita chica, arrugada y vestida de túnica lila y flores chillonas. Se ríe . Me río. Todo es raro. Saco una carta con una diosa de origen nórdico (Freya) , me habla de dar rienda suleta suelta a la creatividad y el eros, me incomodo. A nadie le puede gustar que le hablen de Eros ante desconocidos, no?. Sonríe y me habla de los milagros del universo, del abandonarlo todo, de volver a empezar. "Yo era lo que tú eras, sabes? y me aburrí de mentir", me explica.
Y sí, yo también estoy aburrida de mentir y mentirme. ¿Hace cuánto tiempo que esto se transformó en un escenario? no lo recuerdo.... ¿hace cuánto tiempo que los otros pasaron a ser fantasmales siluetas, con voces distorsionadas y risas absurdas?. La viejita chica y arrugada toma su mochila y corre por la ciudad, me pide que nos volvamos a ver.... que por algo hoy, hicimos conexión....

2 comentarios:

Carlos Valencia dijo...

Hay encuentros que pueden cambiar una vida.
Suerte
CV

Udo dijo...

Éstas tus líneas son como un mirarse al epejo, y podría no verme a los ojos y huir. Sin embargo me quedo, y me miro directo a los ojos. No te diré que veo en ellos, pero sí te agradeceré por mostrármelo.
Un abrazo muy grande.
Sal-udo.