lunes, 23 de julio de 2007

Sir Tristán e Isolda




Hace un tiempo veía en los diarios la puesta en escena en Santiago, de la célebre ópera de Wagner "Tristán e Isolda" (1865), una historia que por mucho tiempo estuvo presente en mi mente infantil, al devorarme uno de esos textos que había en mi casa, una traducción de la leyenda celta que inspiró a tantos (incluído Wagner y Freud) y que tan perfectamente habla de los arquetipos : el amor, la traición y la muerte.Eros y Tanatos.

Recuerdo el amor atormentado y traicionero de esas dos almas, que sin quererlo habían bebido una poción mágica que los hizo amarse y desearse sin límites. Pero Isolda, princesa de Irlanda, estaba prometida a otro hombre: el rey Mark quien además, era tío de Tristán.

El terrible peso de la conciencia, los estigmas y prejuicios del medioevo, la autoflagelación y la resignación de vivir con esa herida sangrante y postergada durante el resto de la vida. Siempre recordaré la imagen de Tristán, el valiente guerrero e Isolda, la de los cabellos de oro, durmiendo juntos en la cabaña de un bosque nevado con la espada de Tristán en medio del lecho, para que no quedara dudas que la infidelidad no se consumaría......la gratitud del rey Mark y la tragedia posterior de muerte y sacrificio sin límites.

Tristán e Isolda siempre continúan conmoviéndome ..... como cuando niña ...........

Algunas citas que encontré por ahí:

"Se volvió hacia oriente y rezó a Dios. Luego descubrió un poco el cuerpo, se acostó junto a él, le besó la boca y el rostro y lo abrazó estrechamente; así, su cuerpo junto al de él, sus labios unidos a los de él, entregó su alma; murió junto a él, por el dolor que le dio su muerte" .

"Por la noche, de la tumba de Tristán surgió una viña que se cubrió de hojas y ramas verdes. Sobre la tumba de Iseo creció un hermoso rosal (…) las ramas de la viña pasaban por encima del monumento y abrazaban el rosal mezclando sus flores, hojas y racimos con los botones y las rosas. Y los antiguos decían que estos árboles habían nacido de la virtud del filtro y eran símbolos de los amores de Tristán e Iseo, a quienes la muerte no había podido separar.


Gottfried von Strassburg aseguró en su versión de la leyenda: "He llevado a cabo una tarea de amor, una tarea por el mundo… No me refiero a este mundo… Es otro mundo el que tengo en mente; el que siente en un solo corazón la amarga dulzura y la pena querida, la delicia de su corazón y su dolor anhelante, la querida vida y la sufrida muerte, la querida muerte y la sufrida vida".

7 comentarios:

Carlos Valencia dijo...

Los amores imposibles, inevitables y atormentados. Gran tema. Espinudo. Creo que tienes un alma romántica, cruzada por algo de la ironía que te enseñó la vida. En cambio a mí me cuesta el romanticismo, quizás porque me he vuelto algo cínico con los años y todo romántico necesita un poco de esa pasión ingenua que los caracteriza. Pero también haces alusión a la relación entre amor y muerte y, aún cuando para los antguos esa era una forma simulada de referirse al orgasmo en tiempos en que la sexualidad era un tema tabú, coincido en que hay una relación más profunda entre ambos términos. Sospecho que el amor viene con la muerte, porque sólo al final de la vida uno es capaz de descifrar el misterio que encierran ambas palabras.
Un abrazo
CV

Mauricio Fredes dijo...

Gracias por tu visita, nos leemos, m...

Violeta dijo...

Esos amores excepcionales que hacen de la vida un vértigo constante... Bello texto... quiero revisarlo!!!

En mi blog te dejé una invitación para exorcizar mis demonios...

Besos

Violeta

Vemod dijo...

Qué gran historia la de Tristán e Isolda, representada en tantas manifestaciones artísticas y evocada muchas veces, quizá porque todos soñamos con algo de mitología y quiebres en nuestras propias pasiones.... Este tipo de historias son la harina de todos los triángulos con finales trágicos representados en la iconografía/ficción actual. Quién no querría beber una pócima para transformar la mirada del otro en uno mismo? Correr por los bosques? buscar complicidad con la belleza?
Besos amiga, gran texto...

Valparaisina dijo...

Clau.. hay una invitación para esta noche rondando en el ambiente. Con el Pollo llegamos esta noche a Valpo y hay firmes intenciones de juntarnos con Violeta.. te sumas??

Violeta dijo...

Siiiii
Súmate!!!
Sé que estás en santiago... pero a ver si se puede mañana...

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Historias de amor trágico que se cuelan por todos lados de la creación literaria y que por algo han perdurado con admiración hasta nuestros días. Saludos cordiales.

P.D.: ¿Entendí bien o estuviste en Santiago? (y no diste señales).