sábado, 9 de junio de 2007

Mis personajes



Durante mi paso por la tumultuosa adolescencia y sus incertidumbres, me inspiraba mucho en Jo March, la osada y rebelde hija de los March, la familia de "Mujercitas". Marcó mis pasos como nadie, me la imaginaba colorina, no muy alta, corriendo en el invierno gringo, escribiendo sus artículos que luego prublicaría quizás en que pasquín de la época, soñaba con tener una buhardilla como ella, en irme de la casa como ella, en jugar a las carreras con mi mejor amigo, etc. Siempre quise tener su desenfado, su falta de frivolidad y su terquedad para conseguir lo trazado.

Más tarde la chica rara y atormentada de "Sobre héroes y tumbas" de Sábato sembró en mí el placer del misterio, de las habitaciones-pajareras, de la poesía difusa y misteriosa, de las figuras distraídas y obcesionadas con imposibles.

Luego me acuerdo de Mónica Sanders, un clásico del chileno Salvador Reyes, tan poco considerado como debería. Su sensual paso por las avenidas porteñas en un modelito deportivo de la época, sus citas clandestinas con el capitán ballenero en la humilde casa de su costurera, su osadía adúltera y estrafalaria y su manera de moverse en un Valparaíso aburrido y provinciano también dejaron en mí esa necesidad casi cíclica en mí de vivir vidas paralelas y contrapuestas.


Me nutrí de ellas como alimento lácteo y vital, también incluyo a la mujer de "la Ultima Niebla" de la Bombal, soñaba con un encuentro tempestuoso y pasajero con un desconocido en medio de una casa brumosa, mientras la ciudad se adentraba en la oscuridad y el frío. Luego la espera, el fuego crepitando, la languidez del abandono..... Si hay algo de lo que tengo certeza es haber vivido buena parte de mi juventud respirando por mis heroínas, soñando con vidas de novela, con amantes sin rostro y ciudades ficticias..... luego llegó la vida real y me obligó a mirarla de frente, a soportar sus dolorosas enseñanzas, sus aburridas horas de inamovilidad o infortunio, me adentré en ella, no me la iba a ganar!!!!! no sé si lo hice, pero ahora estoy de nuevo dispuesta a sumergirme en mis libros favoritos y respirar por mis personajes más amados........








10 comentarios:

Vemod dijo...

Y el problema es el síndrome que se desata a partir de las sombras de esos personajes... querer vivir en las páginas envejecidas de intensidad, en los escenarios enlodados de idilios y locuras cargadas de belleza...Y de pronto, aterrizar en una realidad sin mayores sobresaltos literarios, repleta de sucesos burdos y diálogos prosaicos.... (qué pesimista!..)
Besitos amiga.. y no dejes de soñar a través de la siempre vivificante lectura.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Los primeros personajes literarios con los que me identifiqué tenían algo de sombrío y hasta fatal: el Sargento Ulloa en "Los Conquistadores de la Antártica", Michel Dufrènoy en "París en el Siglo XX", el protagonista de "El Socio" y Gabriel Romero, de "Gracia y el Forastero".

Era una etapa más cargada...mantengo el vínculo con ellos, eso sí, porque son parte de mis influencias y algo de ellos vive dentro de mí; sobre todo del Sargento Ulloa, con su sabiduría tan particular que trato de emular.

Saludos cordiales.

Violeta dijo...

La ùltima niebla de Marìa Luisa Bombal no deja de tener vigencia. Cuando la vida real se torna plana, quièn no se sumerge en un amor sublime en medio del gris invierno...
La literatura me ha inspirado tanto... que ciertos pasajes de mi vida se iluminan con ella.. Bello post!!
Nos vemos en la vida

Violeta

vlv dijo...

Solo alcancé la partida...saludo para volver a conectar.
Un abrazo

Carlos Valencia dijo...

Compartimos lo de las vidas paralelas, absolutamene. Pero quizás en mi caso, envejecí demasiado pronto. Salté del corsario negro de Salgari, casi sin red de seguridad, hasta el protagonista de La Edad Prohibida (un libro que casi no ha leído nadie) y de ahí a los personajes de Borges. Envejecí demasiado pronto, insisto, pero sólo en esa vida paralela.
Saludos y qué bueno es reencontrarte en este otro sitio.
CV

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Espero contar con tu apoyo en la campaña que llevo para Príncipe Blog 2007. Gracias de antemano. Saludos cordiales.

gonzalo dijo...

amiga: tu alma parece antigua y llena de nieble. sin embargo, eres joven como la primavera.

Violeta dijo...

Eres una de mis elegidas para seguir una cadena blogera... Me agradaría mucho que la siguieras...

V

vlv dijo...

yo siento que no dejo de ser niño o adolecente...no siento la diferencia a cuando tenía 15 años, creo que sigo siendo el mismo...quizas por eso me cuesta tanto vivir esta vida de adultos...

Alvaro y sus desvaríos dijo...

te leo y trato de recordar la trama de mujercitas, pero no puedo
no lo recuerdo, lo borré de mi mente, y eso que ví los monitos
saludos ¡¡¡